Archivo mensual: agosto 2013

Bernie.

Ya lo barruntábamos ayer. No somos de causar buena primera impresión. Somos feos, así que para gustarle a alguien, necesitamos que nos soporte un tiempo, nos conozca y descubra nuestros pocos encantos.

Cuesta recordar la última vez que seducimos de primeras. Fue en el verano de 2005, ZP llevaba poco más de un año en la presidencia, vivíamos (mejor) sin Twitter, y las mechas estaban aún más de moda. Yo estaba en Villalba, Lugo (¡Qué pasa Iribarne!), y eran fiestas o algo. Había unas carpas en un descampao’ y unas barracas con la consabida troupe de los de Tras-os-Montes pa’ allá (a éstos también los representaba Mendes), en definitiva, ambientazo. Esa noche un tal Robson de Souza iba a conquistar a media península desde la Tacita de Plata,  pero yo, sentado en una esquina de un banco, sólo quería saber si cumplíamos con lo que tanto habíamos ensayado:

¡Queríamos ligar YA!, así que nos encomendamos a un argentino – para que se nos pegara su habla- que venía de Hamburgo , y su apellido evocaba a Shakespeare. Nombre de galán, de fucker: Bernardo Romeo. El cabrón nos obligó a donar toda nuestra comodísima ropa de Decathlon a los Traperos de Emaús, y tuvimos que tragar con un intensivo por Carlos III para renovar nuestro fondo de armario, de básicos, elegantes a la par que discretos.

Tras un verano de pruebas en fiestas de pueblo poco trascendentes, con más intentos fallidos que éxitos, llegó la hora de pillar en Vaivén. Vino una tía de al lado de Castellón, ingeniera, con lo mejor de la familia Riquelme (el talento de Juan Román, las “dotes” de Larissa) y de los Forlán (esa melena rubia ahí). Dudamos, nos entró el miedo escénico. Pero ahí estaba Bernardo, a nuestro lado. “Tú tranquilo”. Tal y como habíamos acordado, él se hizo el amigo majete y un poco pesado. Marcó dos goles y nos la dejó a huevo, no podíamos fallar.

El caso es que le pillamos bastante gusto a salir, a ligar. La noche, el flirteo, entrar solos y salir acompañados. Se nos daba bien, y empezamos a pillar ya de habitual. La verdad es que la vida nos iba de puta madre. Llegamos a ser los segundos más solicitados en las discotecas allá por marzo de 2006. Nos invitaban a fiestas en urbanizaciones de Madrid, en áticos de diseño en Barcelona, mientras disfrutábamos de una vida que hasta entonces desconocida. Pamplona se nos empezaba a quedar pequeño, y cada vez aspirábamos a tías más inaccesible      s.

Hasta Hamburgo. Salimos a comernos Europa y Europa nos la volvió a hacer. Se nos notó la aldea, nuestro inglés de la ESO y no valió con ser muy majos. Bernie los conocía bien, pero no pudo ser. Entramos en una discoteca de moda, dando al canal, de esas que sólo te dejan entrar si te ven categoría, o vas acompañado de una tía del copón. Aún estábamos alucinando cuando fue una rubia y nos pilló por banda.  Las miradas cómplices dieron lugar a las manitas, y nosotros ya nos imaginábamos amaneciendo por ahí, en casa ajena. Nos prometió el mundo (o Europa) y nosotros flipábamos. Señaló al fondo, y dijimos que sí sin saber qué era aquello. ¡Hostias, el VIP!  Resultó que ahí entraban los elegidos, 32 . Ya con un pie dentro, entró en escena nuestro colega Pierre Achille, y se tropezó. El resto es historia. Resulta que le tiró todo el Jägerbomb encima al maromo de la Very Important People, y nos sacaron a hostias del local. Eso debe ser internacional.

Quiero aclarar que aunque no lo reconozcamos, a Pierre Achille lo sentenció aquello. Se fue a Mallorca en busca de nuevos colegas, y por último, al otro lado del Bósforo a danzar el vientre. Siempre he pensado que no fue para tanto, que nos pasamos con él, y en el fondo todos lo queremos mogollón. Pierre es colega.

PD: Bernie se quedó con nosotros, aspiramos a mujeres de menor categoría, “Iuropa Lig” las llamaban. Pero al final, nos tomamos nuestra revancha con los jodidos alemanes.

We loved Bernie

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Vamos a estar ahí.

Es mediodía, y ya hay nervios. Dicen que la Liga empezó ayer, que si la Real aún está tirando paredes, que si ya se están empezando a meter con Kike por el Botxo… Pero yo no me fío. Aquí esto no empieza hasta que juegan los tuyos.

Para mí ayer fue cinco de julio. Te vas a la cama nervioso, ¡que ya empieza esto!  Porque eh, arrancamos a las 21h00. Que aunque palmemos, pues oye, te comes el bocata de tortilla de jamón en el descanso (el equivalente al 4º toro) y tan a gusto. Es la vuelta al cole, pero voluntaria. Llegas y te quieres ilusionar. A ver si el paraguasho que han traído resulta que va a ser bueno. A ver si por ciencia infusa hemos aprendido a jugar a lo que las gentes de bien llaman fútbol.

Poco a poco te das cuenta de que esto tiene pinta de lo de siempre, y que este año también nos va a tocar sufrir. Casi mejor. Déjate de ilusión por la Europa League, para luego quedar 7º y que para una vez que hay coitus sea interruptus. Que para colmo, en la temporada siguiente, va el 9º y se te mete en Europa. Deja, deja. Estamos mejor ahí, en los bajos fondos, con los de nuestra calaña. Que eso de aspirar a guay, para que luego se te note que prefieres una caña de San Miguel en vez de un botellín de cerveza de importación checoslovaca no mola. Que te miran raro.

Pero vaya, que tampoco es plan de empezar a fustigarnos el día 1. ¡No vale quitarte  la sal en la comida , para luego darle una tralla al corazón que no puede soportar! Pero aunque no lo reconozcamos, eso de salvarse holgadamente tampoco nos va. O sea, que un poco masocas sí que somos. Así que creo que lo mejor es hacer un pacto: año sí, año no, año sí, año no. Ya sufrimos el año pasado (aunque fuera hace tres meses. Una cosa: Qué incongruencia ésta de no contar los años por temporadas. Un año es una unidad de medición de mierda. 2012/2013, eso sí que es algo representativo. Bah.), así que a ver si tenemos la fiesta en paz. Más que nada porque un servidor tiene bastantes exámenes en mayo y en junio. Y a todo no se puede estar.

Así que como los aficionados de los otros 17 equipos de primera, toca optimismo. ¿Por qué? Se preguntará el lector, en caso de haberlo. Hombre, razones sí que hay.

Porque parece que peor temporada que la anterior no se puede hacer. Cejudo o Puñal, por poner dos ejemplos, mejorarán sus temporadas sí o sí.

Porque tenemos un portero que no se me ocurren más de tres claramente mejores que él en la liga. Y uno de ellos por historial, que no por estado de forma actual.

Porque a pesar de no tener desde hace tiempo laterales que sumen en ataque (a ver Joan Oriol), no hay que olvidar que lo primero es que sean defensas. Que a veces se olvida. Y defender creo que saben.

Porque esperemos que a Arribas se le hayan ido las tonterías de la cabeza, y vuelva a ser el puto ahí atrás. Aunque nada me pondría más que ver al Sevilla tocándonos los cojones por él, y así reviviéramos una de tantas rivalidades rándom a la que nos tenía acostumbrado nuestro sociable equipo. Siempre dispuestos a encontrar alguien nuevo con quien partirnos la jeró. Aún recordamos con nostalgia aquella guerra de guerrillas en la que Webó-Bakayoko iba al frente a chocar contra Pablo Alfaro-Javi Navarro, que se dice pronto.

Porque Raoul Yolevimarcarenelcampnou Loé aparte del alargolazarpaytelarrobo va a tener que empezar a sumar más, o explicado de otra manera, no puede ser jugador para unos partidos muy concretos, y va a jugar muchos partidos. Con la regularidad que se requiere.

Porque aunque a Oier lo van a volver loco, va a acabar rindiendo. Hay jugadores que conectan, con el grupo, con la gente… Y él lo hace. Se sabe heredero de Patxi, y ya va siendo hora de que asuma galones. Mi opinión es que este año va a jugar mucho de central, donde además tiene mayores posibilidades de asentarse a largo plazo.

Porque Marramamiau Silva ya ha demostrado en seis meses que ahí hay jugador para cuatro o cinco años. Y que los chilenos dejen de volvernos locos, a ver si la vamos a tener. ¡Qué poco se habla de lo putas que son las selecciones nacionales!

Porque tenemos a Patxi.

Porque por primera vez en muchos años hay donde elegir arriba. De las Cuevas, Sisi, Cejudo, Armenteros, Roberto Torres, Ariel, Oriol y Manu para cuatro puestos.

Porque como Cejudo se pegue otro año como el anterior (por las razones que sea) acaba en el Córdoba en menos de dos temporadas. Y potencialmente no tengo ninguna duda de que es el mejor de nuestros atacantes.

Porque los niños, ya no tan niños, parece que van encontrando ese algo que les faltaba para que Mendi contara con ellos. Pero ya veremos.

Porque siendo Armenteros importantísimo como es, debe conseguir tener mayor impacto en el resultado. A ver, hablamos de goles y asistencias.

Porque Sisi le vendrá bien a De las Cuevas, y una posible pelea por el puesto de “extremo” izquierdo hará mejor a los dos.

Y luego está el gol. Meterla. Eso. Lo que nunca hemos sabido cómo afrontar. Pero tranquilos, que ya se nos ocurrirá algo.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría