Archivo mensual: febrero 2014

Veintinueve

Partido del Plus y el Atleti del Cholo; bocata para el descanso y patxarán en el Txoko. Las gentes esperaban al Godín más cerdo, a Gabi y a Villa con pasado Ligallo, al Cebolla clavando la nariz de arrano beltza mientras Diego Costa conseguía que hasta la del bombo de la Peña de Mujeres San Fermín le llenara de jardos y joputas. Un poco lo de los últimos años.¡Y van y hasta cambian la pareja de centrales! De primero de Supervivencia en Tierra Hostil.

Los de rojo arrancaron como en unas de esas noches, ese algo que tiene esto que no sé qué: El rival concede un córner tonto nada más empezar y el atacante huele la duda en el central superado de turno. Diseño experimental pablolasiano del córner, «¡la dos!», ejecución depurada. Dale Cejas. Los siguientes 20’ fueros de avalancha, Ritmo de Navarra, éxtasis para entrar en trance, gigante la línea de tres. Se consiguió una precisión y soltura sólo comparables a la 1ª parte de Málaga: Los jugadores flotaban en zonas inimaginables, bailaban y disfrutaban entre líneas de cuatro amarillas. Pero más, mejor, más rápido, como a todos nos gusta, otro rollo. El enemigo desnaturalizado; colíderes alineados sin formar un algo, adiós al tres-dé. Bobardeados sus puentes de hidrógeno (central-mediocentro, central-mediocentro), no hizo falta más que aumentar la temperatura para acabar de descomponer la hasta el domingo compactísima Lámina-Beta de patente argentina. Armenteros ya siempre en la izquierda, Cejudo hiperactivo y con confianza, Roberto Torres detergente; picando en la jaula con las puertas abiertas de par en par. Emiliano Daniel recogió un regalo de Juanfran para ajustar un latigazo al milímetro, que necesitó besar el palo para evitar al Gigante. Tras un mal control volvió a filtrar a Damiá, al que ya sólo nos falta descubrirle pierna izquierda, para que desde la línea de fondo adivinara el movimiento de Roberto. Ahí hasta Courtois pareció mortal.

Salió el Atletico buscando el gol milagrero que nos hiciese recordar no tan lejanos levantamientos de trescero, pero el equipo supo aguantar, se llenó de héroes anónimos y plantó un dique de contención a 35 metros de la puerta: El poco agua que entraba se conseguía achicar con eficacia. Raúl primero, y Diego Costa ya muy al final (tras la única pérdida tonta del partido) amenazaron la puerta a cero de Andrés. A cada uno lo suyo, y la verdad que cuesta recordar tres puntos tan brillantemente conseguidos ante un equipo así, dominando varios registros, dando la sensación de pilotar.

Imagen

El noble arte de tocar los huevos sin hacer falta (vía EFE)

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Veintiséis

Nos recibieron en un estadio como de tener una larga trayectoria en 1ª, anfitrión en su día del partido que nosotros querríamos haber jugado. Veinte mil banderitas antimorbo ondeando y una Dama de Elche en miniatura para Damiá. En el banquillo de al lado el prototipo de entrenador que se pone de moda en la jornada 7, de punta en blanco, periodizador táctico. Con fular, si eso. Cisma, Botía, Rubén Pérez y Del Moral formando una alineación que es del Elche pero podría ser la del Córdoba cuando suba. Canto a la decepción acumulada, a equipo de liga bebeuveá por temporada.

Pues eso, que el Elche de Escribá resultó un rival lo suficientemente cómodo como para ser capaces de exhibir lo que se suponía que habíamos interiorizado desde hace meses: Salida fácil para coger fuerza en las bandas, mucho movimiento alrededor del balón y demasiadas balones cruzados sin rematar. Primera parte al cajón de ratos bien jugados esta temporada. Gato con las uñas y la cabeza en orden (se queda hasta junio), Damiá y Armenteros haciéndose fuertes en la izquierda mientras que Marc se atrevía con cosas en el otro lado, faltando siempre un poco. A Oriol no le cayó mucho más que un centro pocho, siendo necesario un giro de cuello con la fuerza de las patorras del Kun Agüero, balón manso a las manos de Toño.

En la segunda ellos igualaron pero sin acabar de forzar a Andrés, que lo mejor para tenerlo de vuelta es que vaya acumulando puertas a cero. Arribas salió tarde a encimar a Del Moral, sabiendo éste lo que le venía por detrás. Camino a ningún lado, roce y más hostilidad del aficionado medio hacia Manu. Corominas, con un hogar estable y brazalete, aportó a la estadística de que al 80% un penalti en contra no va a acabar en gol. Mejor que la de los córners o las faltas laterales.

Imagen

El Proscrito Obligado. Número seis. #ninísimo (Vía Noticias de Navarra, Mikel Saiz)

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Veinticinco

Llegaba la gente de chapar el Malkoa, seisdejulio en el Viana, para ver presentarse al Getafe sin Sammir y con una equipación de vergüenza ajena, así como pobre. Típico gol partita que dicen los de #atresmierda. Le pegó duro Pedro León nada más empezar, de arriba abajo, pero Borja efe-efe olió rechace y bien expeditivo al corte. Silva incrustado entre centrales, en largo a Oriolet que no acababa de creerse a Roberto Lago y Rafa pasando de todo. Lisandro López (el de mentira) a la caza del nueve, retrovisor y vasela. Ya lleva los mismos que Kike y los 14 de Iván Rosado parecen marcables.  Luego ya dos equipos bastante justos, siendo muy meritorio conseguir que el partido se rompiera en todo un 25’ de la primera parte. Anarkia y cerveza fría. De las Cuevas con el dedo roto y de Patxi no se sabe qué. Ellos también dos cambios. La segunda parte más o menos como la primera, mal, bien Colunga molestando bastante, ellos poco y nosotros pues también.  A Armenteros lo seguimos sin entender y a Cejudo, ay Cejas. Al final con ellos insistiendo mucho, todos al área, Oier para bregar y Damiá Capitá en funciones. Los veinticinco parecían demasiado botín como para liarla en el ochentaytantos, así que el doble manomano en la enésima contra a huevo se trataba de meterlo. Ya por probabilidad. Dicen que Torres se puso nervioso para ejecutar a Moyá, con una rodilla en el suelo, y darle una muerte digna.

Tercer partido consecutivo en el que el equipo deja bastantes dudas, aunque quizás hayan servido para ir aclarándonos en lo de la manera de jugar. Tomas menos riesgos, muchos no están, pero el de arriba te lo baja y pelea todo. Y si hubiera alguien que fuera a la caída ya ni te cuento. Acuña, lo veo.

Imagen

 

Normal que al final Andrés te diera su camiseta, Borja efe-efe. (Vía Noticias de Navarra)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Veintidós (III)

Lunes a las 22h00, Cuatro, Carreño, Lobo y esos. Lo puto peor es que esta gente narró nuestro ascenso. Además de los obligados, más cambios: Acuña por Oriol y Lobato en la derecha. Podía tener sentido. Ellos sin Bruno ni Cani. Alineaciones de Copa. La primera parte la llevamos viendo ya mucho tiempo: que no hubiera actividad, no alterar mucho al rival, y a salir nadando rápido para ahogarnos en la orilla de los tres cuartos. Patxi, bastante poco inspirado con el pie y bien en lo demás, cambió todo para Lobato, que así de primeras la dejó atrás para que Jordan rematara pidiendo perdón un penalti-córner. A Asenjo se le escapó, pero no dio ni para indignarse protestando que la habíamos visto entrar. Salieron de echar el refrigerio, y mientras al capitán se le oía el “¡Ahora fuerte eh!” ya estaba Perbet en la cueva de Andrés haciendo saltar por los aires planteamientos, “quince minutos a tope”,  “portería a cero” y demás consignas. Aún estaba procesando el equipo el nuevo escenario, cuando hubo que correr para atrás, se cedió todo el balcón para emoción de Trigueros, y éste sumó otro preocupante gol parable en la cada vez más pesada mochila de Andrés. Seguimos creyendo igual. Lo que fue del 55’ al 90’ servidor no es capaz de procesarlo. Entre los suplentes había opciones para intentar revolucionar lo que se estaba viendo, pero se eligió la muerte dulce, la derrota digna, como si jugáramos contra el Madrid o así. Ya con el tercero en contra; sólo explicable por el mensaje de que llegue ya el 90’, se dio entrada al mejor jugador del equipo. Ése que es capaz de condicionar a la defensa rival, que permite que los mediapuntas pasen a jugar de cara a la portería, y que hace posible que los centros  al área sean una opción cuando llevas 35’ sin pisarla en un intento de remontada a base de pase corto, tocoymequedo, tocoymequedo.

Adiós a la supuesta tranquilidad, el descenso a menos de un partido, y otra vez los 42 puntos en el horizonte. Valladolid y Rayo suman y no es descartable una racha de victorias seguidas del Betis. Domingo a las 12h00 contra el Getafe. Llevan desde noviembre sin ganar, clara señal de que son mucho más peligrosos.

Imagen

Me dicen que he estado balbuceando en sueños «Media hora antes, media hora antes». (Vía Noticias de Navarra, Mikel Saiz).

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría