Archivo de la etiqueta: puñal

Veintinueve (VI)

Son cinco ya, y la desolación es total en el pueblo. Los demás aprietan, como siempre, pero el problema lo tenemos nosotros: nunca antes habíamos llegado tan débiles a estas alturas, con la moral por los suelos, y empezándonos a confundir de enemigo. Veo a seres queridos sufrir, y ya hemos arrancado a repartir culpas, porque siempre tiene que haber un culpable.

Imagen

Yo te he visto aguantarle la mirada para acabar sacando el pecho. No hace tanto te vi abrir los mares, incluso. Te miro a los ojos y sé que tienes que ser tú, que será contigo o no será. Quedan ocho.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Milquinientos: 1/16 (II)

Con los petardos sin explotar y unos cuantos tornillos aún en los bolsillos, subían las masas la Avenida Zaragoza sin saber si celebrar, o en su defecto, cagarse mucho en cristo. Habían salido vivos estos otros a los que les sorprende que aquí no celebremos sus goles. En el fondo, creo, lo que les jode es que nuestro capitán no vaya a su vestuario a pedirles la camiseta. El 999 estuvo bien. Salimos con dos puntos menos de los que deberíamos, y con uno más del que esperábamos.

De momento viene el Málaga. Surrealista pensar que no nos hace falta ganar después de los primeros 50′ de hace dos domingos. Veremos si Bernardo viene con ganas de marcha o qué. Imposible de predecir.

Un buen partido como puente a lo de Vigo. Seguir reclutando peña para la causa, que jueguen los futuros sancionados y Patxi. Quinientas veces ya. Lejos quedan Eibar, Lotina, Leganés, Lotina (II) y Aguirre. Como lejano nos quedan San Juan, el Vitoria de Setúbal y el Zaragoza, la gradas de pie y la tribuna nueva. Mil veces ya.

No es el partido del siglo, pero tiene su gracia. Que lo simbólico sirva para pasar de ronda, para ilusionarnos con el Bernabéu, y para soñar, aunque sea sólo esta noche, con esta competición hiperviciada, hecha a medida para unos cuantos, y que muy de vez en cuando se encarga de que dejemos de mirar nuestra diferencia con el tercero por abajo.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría